El Síndrome de Burnout: consecuencias del desgaste profesional en los sanitarios

Desde el inicio de la pandemia más de 100.000 profesionales sanitarios se han infectado por COVID-19. No existen cifras oficiales exactas sobre este porcentaje ni sobre el número de fallecidos dentro de este colectivo, pero en datos generales según el Ministerio de Sanidad, España ostenta el dudoso honor de encontrarse a la cabeza mundial de contagios dentro de este sector.

Esta emergencia sanitaria ha supuesto uno de los mayores desafíos a los que nuestro sistema se ha enfrentado. Y las consecuencias no se han hecho esperar: ansiedad, depresión, estrés postraumático y burnout, entre otras situaciones.

¿En qué consiste el Síndrome de Burnout?

El burnout se configura como «un síndrome tridimensional caracterizado por agotamiento emocional, despersonalización y reducida realización personal”. Es la consecuencia de la sucesión de diferentes eventos estresantes de carácter laboral (o relacionados con el entorno de trabajo) que disponen al individuo a padecerlo, siendo la interacción que el individuo mantiene con los diversos condicionantes del trabajo la clave para su aparición.

Se trataría de un proceso continuo que iría surgiendo de manera paulatina y que se iría instaurando en el individuo hasta provocar en éste los sentimientos propios del síndrome.

Los antecedentes del desgaste profesional en el ámbito sanitario se caracterizan, al igual que en otras profesiones, por proceder básicamente del entorno organizacional. Pero en el caso concreto del colectivo sanitario existen además componentes de carácter sociológico que también son determinantes. Así factores tales como la necesidad de adaptación a los avances científicos y técnicos, la creciente presión asistencial, las expectativas sociales sobre el trabajo sanitario y su valoración, las responsabilidades civiles y penales, etc, dificultan la aplicación de las competencias profesionales que en ocasiones además se ven limitadas por criterios político-administrativos que afectan a la organización sanitaria. Ni que decir tiene si, además de esto añadios las precarias condiciones laborales en muchos de los casos y la situación actual de pandemia.

Profesional sanitario con mascarilla cabizbajo visiblemente agotado

Síntomas

Es importante indicar que cada persona expresa los síntomas del burnout de una manera única, pues el índice de desgaste está ligado a su personalidad; sin embargo, es posible caracterizar a quienes padecen este síndrome por tres aspectos.

1. Un deterioro del compromiso con el trabajo. Lo que inició en forma exacerbada, llega a convertirse en una labor cada vez más desagradable que no llena las aspiraciones igual que antes.
2. Un desgaste de las emociones. Los sentimientos positivos de entusiasmo, dedicación, seguridad y disfrute desaparecen y son reemplazados por los de ira, ansiedad y depresión.
3. Un desajuste entre la persona y el trabajo. Los individuos que viven con este padecimiento, gestaron su indisposición de forma gradual por cuestiones que ellas creían atribuibles a sí mismas y es difícil que observen los factores que se dieron en su empleo y que originaron ese desajuste.

Consecuencias del desgaste

En la salud física y emocional

Determinadas características de sus condiciones de trabajo tales como la relación con pacientes y sus familiares, el contacto diario con la muerte y el dolor, la responsabilidad sobre la salud de terceros, el trabajo a turnos y nocturno, la presión asistencial, la presión social, el enfrentamiento a situaciones de emergencia como ha resultado ser esta pandemia, etc, se encuentran relacionadas con un amplio rango de síntomas físicos y psíquicos que repercuten en la salud de los profesionales y que afecta a su satisfacción laboral, al entorno y a la calidad asistencial prestada.

Respecto al sueño, diferentes estudios coinciden en destacar el riesgo que supone la deprivación del mismo para la salud del profesional, para su desgaste emocional, para el incremento del riesgo de accidentes laborales y, en definitiva, para la calidad del trabajo asistencial y del trato a los pacientes. La literatura al respecto señala una relación entre niveles altos de desgaste profesional e insomnio, dificultades de conciliación, tensión y fatiga al levantarse.

En relación con la salud mental, son diversas las alteraciones que puede generar el desgaste profesional sobre los profesionales tales como incapacidad de concentración, ansiedad, depresión, disfunción social, insomnio, irritabilidad, incremento del consumo de alcohol, o drogas y depresión.

También se confirma la asociación entre desgaste profesional y mayor consumo de analgésicos, antidepresivos y ansiolíticos, así como un porcentaje superior de bajas laborales de origen psiquiátrico.

Efectos del desgaste profesional médico sobre la implicación laboral y la calidad asistencial

Las repercusiones laborales del desgaste profesional sanitario incluyen efectos  no solo sobre el propio profesional sino también sobre los pacientes, su entorno y la organización sanitaria.

  • Insatisfacción y deterioro del ambiente laboral: la causa principal son las conductas de aislamiento sociolaboral, la escasa participación del profesional en las relaciones interprofesionales y la utilización de la hostilidad y el humor sarcástico en dichas relaciones.
  • Disminución de la calidad del trabajo: el tiempo dedicado al paciente es menor y el contacto más frío y distante y se toman decisiones a la defensiva o “a reglamento” con lo que disminuye la satisfacción del paciente, se incrementa el coste de los servicios asistenciales y la eficacia del servicio prestado. Cuando se buscan elementos estresores relacionados con esos cuidados no óptimos, la bibliografía indica diversos aspectos tales 1. Limitaciones del conocimiento humano. 2. Desarrollo acelerado de los conocimientos médicos. 3. Incertidumbre en la toma de decisiones médicas. 4. Innovación tecnológica. 5. Errores personales inducidos por el sistema (como las políticas tendentes a mejorar la eficacia con disminución de los tiempos de estancia hospitalaria, cirugía mayor ambulatoria, sesiones quirúrgicas vespertinas, etc.).
  • Absentismo laboral: evitar el foco de las tensiones es una respuesta frecuente, por lo que el profesional puede tratar de evitar sus obligaciones disminuyendo la actividad laboral y en último término faltando al trabajo, retrasándose o solicitando la baja laboral durante determinados periodos de tiempo. Es un aspecto muy relacionado con el agotamiento emocional.

 Burnout en profesionales sanitarios durante la era COVID-19

Este síndrome ha encontrado en la situación de pandemia actual el contexto perfecto para  la proliferación entre los profesionales sanitarios que se encuentran en primera línea de batalla luchando contra esta enfermedad.

En tiempos “pre-pandémicos” ya eran uno de los colectivos más afectados por este tipo de desgaste laboral. Ahora, con la situación actual las cifras se han disparado de manera que casi dos de cada tres han requerido de ayuda psicológica.

Han sido meses en los que a la incertidumbre inicial se fueron sumando el desconocimiento, el elevadísimo estrés, la sobrecarga de trabajo, la falta de medios (materiales de protección, personal insuficiente, instalaciones). Con un sistema sobrepasado y una presión asistencial insoportable.

El ser testigos presenciales de la muerte día tras día, también de compañeros; la incapacidad para abarcar a todas las personas enfermas que necesitaban asistencia, la preocupación por propagar la infección entre sus seres queridos y los turnos laborales interminables sin apenas descansos.

Además de todo esto se sumó la impotencia ante determinadas respuestas sociales y comportamientos incívicos, la falta de apoyo social por parte de las instituciones (sensación de abandono) y, por último, la percepción de falta de justicia organizacional – lo han dado todo a cambio de muy poco- ha causado un gran impacto mermando su salud mental.

Señalar que la OMS ha reconocido este «burnout» como un problema asociado al empleo o al desempleo. Así, este síndrome figurará en la próxima Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) codificado como QD85 “Síndrome de desgaste ocupacional” , entrando en vigor esta nueva actualización en 2022.

 

Fuentes:

  1. “Impacto del SARS-COV-2 en la salud mental de los profesionales sanitarios. Una revisión sistemática.” García-Iglesias, J.J et cols. Ministerio de Sanidad, consumo y bienestar social, 2020. Rescatado de https://www.mscbs.gob.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/resp/revista_cdrom/VOL94/REVISIONES/RS94C_202007088.pdf
  2. “Síndrome de Quemarse por el trabajo (Burnout) en los médicos de España”. Bouza E, Gil-Monte P. Instituto de ciencias de la salud, 2020. Rescatado de https://www.fcs.es/images/opinion/suplementos/Suplemento_EIDON_Documento_Opinion_Sindrome_Burnout.pdf
  3. “¿Qué es y cómo funciona el mobbing y el burnout. Una revisión del Trabajo de Investigación para la comprensión de qué es y cómo funciona el MObbing y el Burnout” Calatayud, A. Centro de terapia de Conducta. Recuperado de https://www.cetecova.com/que-es-y-como-funciona-el-mobbing-y-el-burnout-una-revision-del-trabajo-de-investigacion para-la-comprension-de-que-es-y como-funciona-el-mobbing-y-el-burnout/

 

 

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 3/2018 le informamos de:Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info