Consumo de alcohol en el embarazo: riesgos y Trastornos del espectro Alcohólico Fetal

El consumo de alcohol es la principal causa de defectos congénitos del desarrollo en la Unión Europea prevenible al cien por cien. Es un potente teratógeno que, además actúa directamente sobre el cerebro, el órgano más sensible a sus efectos, produciendo alteraciones a nivel del Sistema nervioso central, en algunos casos tan pequeñas que son indetectables pero que ocasionan importantes trastornos neurológicos

Embarazada con copa de vino

ESTADíSTICAS

Cada vez está más extendida la recomendación de abstinencia en el consumo tanto durante el embarazo como el período de lactancia. Aún así, un número importante de mujeres sigue consumiendo bebidas alcohólicas durante la gestación, con cifras de entre un 25% en España, un 35-50% en Holanda, o incluso más en Reino Unido e Irlanda.

Según un estudio de Esposito y Watkins (2015) más del 50% de mujeres embarazadas desconocían los potenciales riesgos para el feto debidos la ingesta de pequeñas cantidades de alcohol durante la gestación. A pesar de las recomendaciones de los profesionales sanitarios, un 27% de las gestantes que beben antes del embarazo manifiestan tener intención de seguir bebiendo.

Estadísticas

Hay que señalar un aspecto que resulta de gran relevancia a nivel estadístico, que se ha puesto de manifiesto por parte de diversos estudios, y es la baja fiabilidad de la entrevista realizada para la detección del consumo, en la que se niega o minimiza el mismo. A lo largo de una serie de evaluaciones bioquímicas se detectaba que un tercio de las mujeres que mantenían un consumo de alcohol durante el embarazo lo negaban en la entrevista (Pichini, 2014; Manich, 2013). ¿Motivos? presión social, sentimiento de culpa…, en cualquier caso estos datos pueden hacernos inferir que la tasa de consumo de alcohol durante la gestación puede ser más elevada.

ANTES DEL EMBARAZO

Uno de los aspectos que presenta más desconocimiento es el concerniente al consumo de alcohol previo a la búsqueda de un embarazo.

Las recomendaciones de los profesionales son claras: si se está planificando un embarazo no se aconseja el alcohol.

  1. No se puede calcular a día de hoy el momento exacto para la concepción, de manera que suele ocurrir que cuando se confirma el positivo pueden haber pasado varias semanas de embarazo, unas 4 o 6 de media. Estas son cruciales ya que se tata de las etapas iniciales de desarrollo embrionario, donde el bebé es especialmente vulnerable, pudiéndose haber estado consumiendo sin saber que ya se estaba embarazada.
  2. Ante la planificación se aconseja dejar de beber alcohol tres meses antes de comenzar a intentar el embarazo.
  3. Por supuesto, una vez confirmado no seguir consumiendo y consultarlo con los profesionales para realizar el seguimiento, las pruebas diagnósticas y el plan de decisiones terapéuticas adecuadas.

Por último, si se bebe alcohol, no importa en qué cantidad, y se mantienen relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos hay muchas probabilidades de quedar embarazada y exponer al futuro bebé al alcohol sin tener conocimiento de que hay gestación. Los embarazos no planificados son una realidad, así que lo mejor es utilizar algún método siempre y de manera constante.

 

RIESGOS DERIVADOS DEL CONSUMO DE ALCOHOL EN EL EMBARAZO

Estamos hablando de la recomendación de consumo cero de alcohol durante la planificación del embarazo y durante. Pero, ¿cómo de severas pueden ser las consecuencias?

  • Aumenta el riesgo de aborto
  • Riesgo de parto prematuro
  • Bajo peso al nacer
  • Malformaciones congénitas en el corazón, los riñones, el tubo digestivo, las extremidades
  • Alteraciones físicas y motoras
  • Retraso psicomotor desde moderado a profundo, pudiendo provocar problemas de hiperactividad, dificultad para memorizar, hablar o coordinarse. De hecho, el alcohol es la primera causa no genética de discapacidad intelectual.
  • Rasgos faciales alterados (cabeza pequeña, maxilar superior pequeño, etc.)
  • Síndrome alcohólico fetal

 

El alcohol produce daños graves e irreversibles al feto.

Hay que entender que se trata de una sustancia que pasa directamente al bebé atravesando la barrera placentaria (efecto teratógeno) de modo que cuando una mujer embarazada bebe alcohol, al cabo de una hora ella y su bebé tienen la misma concentración de alcohol en sangre.
Puede dañar al feto en cualquier momento del desarrollo, aunque el primer trimestre de la gestación es un período especialmente vulnerable a todos los agentes tóxicos o dañinos debido a que se lleva a cabo la mayor parte del desarrollo de los órganos del bebé. Todos pueden verse afectados, siendo el sistema nervioso y, en concreto, el cerebro, el más vulnerable.
Por supuesto que, a mayor consumo mayor daño potencial, de hecho los mayores problemas se dan en los niños cuyas madres consumen de forma habitual. Pero atención porque un consumo ocasional de grandes cantidades (una borrachera por ejemplo) aumenta también la probabilidad de que el desarrollo se vea seriamente afectado.

Ingesta de alcohol y feto

Actualmente la información arrojada por la investigación científica no garantiza un nivel seguro de consumo de alcohol, por lo que el único consumo seguro es el consumo cero.

 

MITOS

Parte de la falta de concienciación y percepción del riesgo viene perpetuada por una serie de mitos y falsas creencias que arrastramos culturalmente como:

Depende del tipo de bebida. FALSO. El daño no depende del tipo de bebida consumido, cualquiera puede afectar.
Aumenta la leche materna en la lactancia. FALSO. Todo lo contrario, puede reducir la cantidad de leche que la madre produce además de que una cantidad pasa a la leche materna.
Por un poquito no pasa nada. FALSO. No existe un límite de consumo que sea seguro, por lo que el único consumo seguro de alcohol durante el embarazo es el CONSUMO CERO.
Depende del trimestre de embarazo. FALSO. Puede causar problemas durante toda la gestación.
En mis otros embarazos bebía vino (cerveza, licor) y no me pasó nada. No tiene porqué pasar esta vez. FALSO. Cada embarazo es diferente y como hemos dicho no hay investigaciones que confirmen que hay un límite saludable. Beber alcohol podría afectar a un bebé más que a otro, tener un hijo que nace sano y otro hijo con problemas.

TRASTORNO DEL ESPECTRO ALCOHÓLICO FETAL (TEAF) Y SÍNDROME ALCOHÓLICO FETAL (SAF)

”Mi cabeza no funciona bien. Tomo diariamente mucha medicación y me cuesta mucho seguir las normas. Necesito mucha estabilidad en mi entorno. Mis padres no saben ya donde llevarme para que me ayuden. Yo cada vez quiero salir menos de casa y no quiero relacionarme con nadie. La gente me mira raro. No me acostumbro a verme sujetada de pies y brazos, ya sea en una camilla o por tres o cuatro adultos para evitar que me autolesione o haga daño a los que me rodean.” Carolina, 14 años. TEAF con una discapacidad del 79%.

Definición
El Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) se incluye dentro de los llamados síndromes de influencia prenatal. Se produce durante la gestación del embrión y no viene determinado por causas genéticas ni hereditarias sino por la ingesta y abuso de alcohol por parte de la madre durante el embarazo.
El TEAF por su parte haría referencia al contínuo de menor a mayor afectación dependiendo de la cantidad, tipo o momento de la ingesta del alcohol por parte de la madre, así como la concurrencia de otros factores de riesgo. Así, en la gran mayoría, se produciría algunas de estas manifestaciones mientras que el SAF se encontraría en el extremo de mayor afectación con síntomas más severos.

 

¿Qué supone el TEAF?
Desde el punto de vista clínico pueden estar presentes todos o algunos de los siguientes signos y síntomas con diferentes grados de severidad:

1. Anomalías cráneo-faciales
Las principales características son las siguientes: aplanamiento del espacio entre la nariz y el labio superior (conocido como filtro nasal plano), el labio superior delgado (fino) y los ojos pequeños (hendiduras palpebrales pequeñas).
2. Retraso del desarrollo
Retraso del crecimiento en general, baja talla y bajo peso.
3. Sistema nervioso central
Ya hemos explicado cómo el alcohol, al ser teratógeno puede dañar el desarrollo del cerebro en diferentes grados, dependiendo de la cantidad, el momento y la frecuencia de la exposición. Dará lugar anomalías de la conducta y de la inteligencia en 3 áreas:
a) La estructura anatómica del sistema nervioso: un cerebro pequeño (microcefalia) o anomalías en la formación de las diferentes partes del cerebro.
b) El funcionamiento neurológico: convulsiones, afectación del desarrollo de las habilidades motoras, pérdida de audición, problemas visuales, mala coordinación entre la vista y la manipulación.
c) El funcionamiento intelectual: trastornos del comportamiento, agresividad, falta de autocontrol de los impulsos, falta de atención e hiperactividad, discapacidad intelectual, problemas de aprendizaje, mala memoria, problemas de integración social y falta de habilidades sociales, etc.

Además de problemas cardíacos, alteraciones óseas y articulares, problemas del riñón, trastornos del sueño, etc.

Efectos alcohol en el niños

Pronóstico

No existe un tratamiento específico de las lesiones del neurodesarrollo asociadas con el TEAF, dado que las producidas a nivel cerebral son permanentes. Sí se pueden tratar los síntomas derivados por lo que el diagnóstico precoz es fundamental. Esto es un enorme hándicap cuando se trata de procesos de adopción y no es hasta que pasan años que las alteraciones que presentan los menores cuadran con un diagnóstico de estas características.

Los niños con TEAF tienen dificultades cognitivas básicas, sufren rechazo social, acoso y son extremadamente vulnerables. El pronóstico  estará condicionado por la gravedad de la afectación del neurodesarrollo, el entorno  y las intervenciones terapéuticas específicas, además de las discapacidades que presenten. En edades escolares hay que  prestar una especial atención a problemas de aprendizaje, afectación del desarrollo motor, hiperactividad, deficiencia de atención, problemas de la conducta adaptativa, retraso mental y otras alteraciones cognitivas, trastornos de la función ejecutiva, del lenguaje, de la memoria, de integración social y de comunicación social.

Se trata de una enfermedad crónica y como tal, si no se tratan las alteraciones estas empeoran. Si no existe diagnóstico, ni tratamiento en la adolescencia y la vida adulta pueden conllevar fracaso escolar, problemas de salud mental, problemas legales, de integración, internamiento en instituciones, conductas sexuales inapropiadas, consumo de sustancias de abuso, situaciones de incapacidad y dependencia, etc

En conclusión no hay cura, pero es 100% prevenible evitando el consumo de alcohol en el embarazo.

 

Incidencia

El TEAF tiene una incidencia 10 veces mayor al síndrome de Down y ligeramente superior al trastorno del espectro autista.

La incidencia del SAF, puede llegar en España a alcanzar cifras de hasta 20 por cada 10.000 recién nacidos, aunque realmente las cifras con un correcto diagnóstico se acercan al 2- 4 por cada 1.000 recién nacidos y cuando hablamos del TEAF  ronda el 1%. Teniendo en cuenta además que el SAF es como la punta del Iceberg de un problema que esconde otros efectos relacionados con el consumo de alcohol durante el embarazo, clínica sospechosa y cuadros subclínicos que nunca podrá demostrarse.

Modificar los hábitos no es fácil, de ahí que las campañas de concienciación y las propias experiencias de los afectados sean elementos de un valor de sensibilización fundamentales. Se necesita seguir trabajando para que el mensaje de que el alcohol no solo afecta a la mujer sino que afecta a su hijo es una realidad, que no hay unos límites seguros y que las consecuencias son de una relevancia y gravedad tales que no pueden obviarse.

Para finalizar compartimos un extracto de una carta abierta de Mercedes del valle, Presidenta de VISUALTEAF a la tutora de su hija en primero de la ESO:

(…)Creo que ni leíste la carta de su tutora de sexto curso, estaba preocupada con el paso al instituto y recomendaba que en vez de cursar francés cursara refuerzo de lengua, no lo leíste siquiera, la pusiste en francés.
Intenté desde el inicio explicarte las dificultades emocionales de mi hija, no me escuchaste, ni siquiera me distes cita, era muy pronto decías.
El primer parte vino enseguida, parte grave por haber empleado una expresión racista con una compañera. Mi hija había llamado china a una compañera asiática. Cuando le pregunté a mi hija por qué había llamado china a otra niña, me contestó que por que era china, que no sabía su nombre, por eso le dijo ¡eh china! No entendía qué problema había, porque ella era rusa y a ella le decían ¡eh rusa!
Cuando por fin pudimos reunirnos contigo, te comentamos que éramos una familia adoptiva, intentamos explicarte las dificultades emocionales que tiene una niña de doce años que ha sufrido abandono e institucionalización, en ese momento no sabíamos que nuestra hija tenía un daño cerebral irrecuperable debido a la exposición prenatal al alcohol, eso lo supimos tres años más tarde, en ese momento hablábamos de la mochila y del retraso madurativo.
Tu pregunta vino sin apenas haber terminado de hablar: ¿A qué edad vino vuestra hija de Rusia?, nos preguntaste, yo te contesté: a los tres años. Me quedé helada y sin palabras cuando me dijiste: ah, entonces vino hace mucho tiempo, no? ya se le habrá pasado.
En ese momento mi marido y yo nos miramos, nos levantamos de la silla y salimos de la sala. (..)
Pues bien, el miércoles día 5, escuchaba a la Generalitat dar los datos del estudio de prevalencia realizado en Cataluña, un estudio realizado de forma conjunta por tres hospitales de referencia, segundo estudio europeo por tiempo, pero primero por importancia. Concluía que el 50% de los niños y niñas de adopción internacional provenientes de Rusia y Ucrania tienen TEAF (Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal), entonces me acordé de ti porque al fin, al cabo de 5 años, puedo responder a tu pregunta: NO, no se le ha pasado, tiene una discapacidad de por vida.

(HUMANIZAR EL TEAF. Carta abierta a la tutora de mi hija de 1º de E.S.O . Por Mercedes del Valle. Asociación punto de encuentro.)

 

Recursos

VISUALTEAF

ASAF

SAFGROUP

Servicio de Información Telefónica para la Embarazada (SITE). Es un servicio de información sobre factores de riesgo para el desarrollo del niño antes del nacimiento. Las embarazadas pueden recibir información telefónica, llamando al teléfono 91 822 24 36, en horario de 9 a 15 horas de lunes a viernes, atendidas por médicos especialistas pertenecientes al grupo científico de la asociación Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas (ECEMC), quienes responderán sobre los peligros para el embrión o feto de los diferentes agentes ambientales (químicos/tratamientos farmacológicos, físicos, biológicos, …) que pueden afectar a la mujer embaraza, así como sobre aquellas otras cuestiones relacionadas con el cuidado y atención del embarazo.

 

FUENTES

Manual de consenso sobre alcohol en atención primaria. Socidrogalcohol y Sociedad española de médicos generales y de familia. 2016

Alcohol durante el embarazo. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad .

El único consumo seguro es el consumo cero. Campaña del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Women’s Knowledge, Attitudes and Behavior about Maternal Risk Factors in Pregnancy. Esposito G1, Ambrosio R1, Napolitano F1, Di Giuseppe 2015 Pubmed G1.

Alcohol durante el embarazo. En Familia. AEP. 2014

Development of a new immunoassay for the detection of ethyl glucuronide (EtG) in meconium: validation with authentic specimens analyzed using LC-MS/MS. Preliminary results. Pichini S, Morini L, Pacifici R, Tuyay J, Rodrigues W, Solimini R, Garcia-Algar O, Ramis J, Moore C. 2014

¿Qué es el SAF?  ASASAF

TEAF: Preguntas frecuentes VISUALTEAF

Síndrome Alcohólico Fetal SAFGROUP

Una solución para Carolina. ¿Y de verdad tienes tres? blog

 

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info