«Cuídate. Quince vivencias personales de cuidadores» #librosysalud

El ser humano es constitutivamente vulnerable, en consecuencia, existe la necesidad intrínseca del cuidado de uno mismo y del cuidado de los demás. Solo podemos sobrevivir si somos cuidados. Soy cuidado, luego existo. (Francesc Torralba. Prólogo)

El enfermero especialista en Enfermería geriátrica y gerontológica, Josep París, y la periodista Gemma Bruna son los autores de «Cuídate. Quince vivencias personales de cuidadores» (Plataforma Editorial). Esta obra nos presenta quince relatos y vivencias que comparten un elemento común: la práctica del cuidado. Hombres y mujeres que en un momento de su vida se convierten en acompañantes, cuidadores y figuras de apoyo de otros: padres, abuelos, hijos, amigos…

Portada libro Cuídate. Fondo blanco, titulo y un lazo rojo

Este mundo de los cuidados es un mundo que a muchos les resulta ajeno, porque sucede de puertas para dentro. En las casas, en los hospitales, en los centros de día. Las personas no suelen compartir sus sinsabores, y a la mayoría les resulta desconocida y lejana la dureza de la cotidianidad para algunos, cuando la realidad es que es algo más que frecuente y que a todos puede llegarnos ese momento de tener que ejercer de cuidadores.

Alguno de los escenarios que se nos presentan reflejan la realidad de aquéllos que conviven con el alzheimer, cáncer, ictus, últimas etapas de la ancianidad o autismo severo. La forma en la que cada uno de los colaboradores relata su experiencia de vida es tan real, tan honesta, tan clara que cuesta no empatizar y sufrir con ellos, pero también comprender y aprender. Cómo replantean sus prioridades vitales, sus aspiraciones, cómo aprenden a afrontar las dificultades y seguir sonriendo, con esperanzas.

Este libro aborda la extrema fragilidad y vulnerabilidad del ser humano, algo que ante una enfermedad o el final de nuestros días nos hace a todos iguales. Y lo hace desde una perspectiva humanista, sin tapujos, llena de realidad pero también de sensibilidad.

Tras cada uno de los relatos los autores exploran los valores inspiradores de esa experiencia en cuestión, tales como  compasión, fuerza, optimismo, empatía, solidaridad, altruísmo, respeto, servicio, perseverancia, tolerancia…entre otros, conformando todos ellos un perfil más que acertado de la figura del cuidador.

Una de las conclusiones que se extraen de estos testimonios vitales es la extrema complejidad y la dificultad de ejercitarse en esta labor. ¿Qué hacer cuándo uno, de pronto, se encuentra en esta tesitura? ¿Cómo saber si se está haciendo bien? Especialmente complicado todo ello cuando se trata de alguien cercano. Todo el océano de emociones que ahoga en un primer momento a la persona que debe comenzar una nueva etapa entregada a otro -desesperación, miedo, impotencia, rabia- con el tiempo va dando lugar al surgimiento y fortalecimiento de otras más poderosas como son la compasión, el amor, la empatía, la ternura, y es ahí donde se encuentra la satisfacción personal y la fuerza para seguir día a día.

Mujer cuidando a un anciano enfermo en una silla de ruedas

Se hace patente la importancia de una figura que hoy por hoy no recibe el reconocimiento que necesita y que merece por parte de la sociedad, a todos los niveles. Es un rol imprescindible, como lo es también que se pueda contar con herramientas reales para cuidar al que cuida, aspecto que se trata en el último capítulo libro.

La enorme tensión a la que la persona cuidadora está sometida debe aprender a manejarse porque es una labor tremendamente exigente tanto a nivel emocional como físico. Los autores, desde su experiencia, ofrecen una guía breve con una serie de consejos para afrontar esta nueva situación en la mejor de las condiciones.

«El autocuidado no constituye un lujo, ni un pasatiempo, tampoco una concesión al narcisismo postmoderno. Constituye una necesidad vital e inherente que todo cuidador debe considerar y no puede ignorar»

Un libro que puede ayudarnos a entender a otros, a afrontar lo que en un futuro inmediato podría presentarse ante nuestros ojos. Un camino para comprender la importancia del ser humano como parte de la sociedad, una sociedad en la que unos necesitan de otros, y en la que se be dejar a un lado el individualismo para converger en una dinámica en la que todos convivamos y estemos al servicio de todos.

(Podéis adquirir el libro aquí desde el siguiente enlace «Cuídate»)

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info