Mitos relacionados con el dolor crónico

Medicación para el dolor crónico. Mitos

Hay determinadas afirmaciones que se repiten una y otra y otra vez a lo largo del tiempo, de tal manera que quedan arraigadas en nuestras creencias como si fueran verdades absolutas, aún no habiendo sido contrastadas ni demostradas. Estas falsas creencias o mitos, cuando a temas relacionados con la salud se refieren solo hacen que perjudicar al paciente y fortalecer prejuicios.

Las redes sociales ayudan a la expansión sin límites de estas falsas verdades, y para muchos es la primera información que reciben cuando realizan una búsqueda a través de internet.

No está de más recordar que no todo lo que vemos en las redes o nos llega por ellas es cierto, no hay filtros y cualquiera puede distribuir datos sin ningún tipo de control.

Es importante aprender a realizar búsquedas efectivas especialmente cuando nos interesan temas relacionados con la salud y no contribuir a propagar estos mitos para lograr desterrarlos de una vez por todas y sustituirlos por información veraz y contrastada.

 

Aquí os presentamos algunos de los mitos relacionados con el dolor crónico más extendidos.

 

Todo dolor tiene una causa. Pues no siempre. Aunque la mayoría de los dolores se deben a una causa cada vez es mayor el número de expertos que reconocen el dolor crónico como una enfermedad en sí misma.

Si se prolonga en el tiempo es dolor crónico. Se suele catalogar como dolor crónico aquel que dura más de seis meses. Sin embargo, puede ser señal de alguna lesión que todavía no se ha descubierto, o que se trate de un dolor provocado por el exceso de actividad, en cuyo caso en realidad es dolor agudo. Es fundamental acudir cuanto antes a un profesional.

La medicación es la única forma de reducir el dolor. Lo más común para reducir el dolor es recurrir a los analgésicos pero no es la única forma si se trata de dolor crónico. Pensemos que el dolor ha pasado de pensarse en términos meramente físicos a entenderse que está compuesto por factores físicos, psicológicos y neurológicos, por lo tanto la variedad de tratamientos también se ha visto incrementada.

El dolor aumenta con la edad. Aunque es cierto que el índice de las personas mayores de 65 años que padecen dolor crónico es mayor eso no significa que envejecer sea sinónimo de dolor. Como dato, el dolor de espalda afecta habitualmente en mayor medida a adultos entre 35 y 50 años.

El reposo ayuda a aliviar el dolor crónico. Pues dependerá del tipo de dolor, del momento, del área….De hecho puede volverse contraproducente. Es normal que ante intensos dolores lo único que nos apetezca sea acostarnos en la cama, o tumbarnos y descansar. Sin embargo, si esa falta de actividad se convierte en un hábito diario se puede intensificar el malestar. Aquí resulta de enorme ayuda el ejercicio pautado por los profesionales, como la realización de estiramientos y ejercicios de movimientos suaves que pueden mejorar la patología causante del dolor

Se debe aprender a vivir con el dolor. La resignación no ayuda, ni debe siquiera asomar en el pensamiento del enfermo con dolor crónico, además de que en absoluto es necesario tener que vivir con él. Todos los esfuerzos se centran en mejorar la calidad de vida, y los profesionales hacen una labor imprescindible desde el control de la alimentación hasta tratamientos específicos para cada dolor, el tratamiento psicológico… Incluso se aprende a vivir una vida sexual plena aún marcada por el dolor, como explica la doctora Eugènia Miranda, más conocida en redes por Miranda Trauma. También el conocer las experiencias de otros pacientes es impagable en este punto.

El dolor crónico solo empeora con los excesos. No. Los buenos ratos y la alegría hacen que la adrenalina liberada a veces intensifique el dolor y malestar…

Los medicamentos pueden producir adicción. El miedo a hacerse adicto o de perder el control es un temor frecuente. Sin embargo la realidad es que rara vez se produce una adicción a los analgésicos si se siguen las recomendaciones y pautas de los profesionales médicos.

Si no se encuentra causa física al dolor, entonces se trata de algo psicológico. Aunque ahora sabemos que el dolor es una combinación de factores físicos, psicológicos y neurológicos, aún permanece la creencia de que este solo se comprende si existe una patología física subyacente. De hecho no es poco frecuente encontrar pacientes que manifiestan que en consulta no les prescriben medicación porque no se encuentra una causa física, o cuando tras una lesión o intervención siguen experimentándolo pero se les cuestiona ya que en teoría «ya no deberían sentir dolor». La neurología ha ayudado a entender que el dolor puede producirse en ausencia de estímulos externos detectables, y esto no debería considerarse anormal.

El dolor forja el carácter. El dolor lo que ocasiona es desesperación, impotencia, ansiedad, estados depresivos, cansancio. Es innecesario. No dignifica. Compartirlo no es signo de debilidad. Lo que desarrolla y forja el carácter es la forma que cada uno tiene de afrontar su vida, de tomar las riendas de la misma, de cómo adoptamos determinadas decisiones ante determinadas situaciones, no sufrir más o menos dolor.

No olvides que las personas que sufren dolor crónico son como tú, aun cuando tengan problemas diferentes. Ellas quieren que las vean y que las quieran por quienes son. Recuerda la importancia de la empatía y de saber escuchar

 

Para aprender más sobre el dolor, no te pierdas el podcast de Saludesfera, con la doctora María Madariaga en la que abordamos este tema de manera amplia.

Escucha»28. Hablamos sobre el dolor con @DraMadariaga y @tuvidasindolor» en Spreaker.

 

Fuentes:

  1. “The Eight Most Unhelpful Myths About Chronic Pain”.
  2.  «6 mitos más comunes sobre el dolor crónico».
  3. «Dolor crónico: Mitos y realidades.«

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

2 thoughts on “Mitos relacionados con el dolor crónico

    Dory Rosado

    (18 junio, 2019 -12:52 pm)

    Muy bien documentado, gracias por la referencia, eres una crack, con estos post tan bien hechos y que pueden servir como referencia válida para los que buscan respuestas fiables dentro de la red. Enhorabuena. 🤗🤗

    Angel

    (1 julio, 2019 -3:11 pm)

    Es muy duro estar soportando dolor todos los dias y durante 8meses que vas a ir a la unidad del dolor con ilusion y pensando que van a hacer algo, pero cuando llegas y te espetan tu a que vienes, aqui no se puede hacer nada, te marchas llorando otro dia mas pero ya no tienes ilusion por nada y te dicen hay que ser positivo, pero alguien me da razones para ser positivo? Las asociaciones no cumplen con su cometido, ni escuchan ni acompañan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info