Adicciones conductuales: Prevención familiar.

Nuevas adicciones. Prevención

“Solo la dosis hace de algo un veneno” Paracelso.

La sociedad evoluciona, y con ella lo hacen las adicciones, apareciendo nuevas no relacionadas con sustancias, como por ejemplo la adicción a dispositivos móviles, a videojuegos, internet, al juego o al sexo entre otras.

 

CONDUCTAS ADICTIVAS SIN SUSTANCIAS: ADICCIONES CONDUCTUALES

Una conducta adictiva es cualquier actividad, sustancia, objeto o comportamiento que se haya convertido en el foco principal de la vida de una persona excluyendo otras actividades, o que ha comenzado a dañar al propio individuo y a otros física, mental o socialmente. (Ruth C. Engs)

Algunas conductas normales –incluso saludables- se pueden convertir en anormales según la frecuencia, intensidad o tiempo y dinero invertido.  Si una persona pierde el control sobre una conducta, que luego sobresale del resto de actividades en su vida, se ha convertido en un adicto conductual. Se trataría de una conducta repetitiva que produce placer y alivio tensional, sobre todo en sus primeras etapas, y que lleva a una pérdida de control de la misma, perturbando severamente la vida cotidiana, a nivel familiar, laboral o social, a medida que transcurre el tiempo.

Cuando la adicción conductual avanza, los comportamientos se vuelven automáticos, son activados por las emociones e impulsos, con pobre control cognitivo y autocrítica sobre ellos. El adicto no repara en las posibles consecuencias negativas de esa conducta. El aspecto central de esta adicción no sería tanto el tipo de conducta implicada, sino la forma de relación que el sujeto establece con ella .

 

Los síntomas principales de una adicción conductual son:

– Intenso deseo, ansia o necesidad imparable de concretar la actividad placentera.

– Pérdida progresiva del control sobre la misma, hasta llegar al descontrol.

– Descuido de las actividades habituales previas, tanto las familiares, como las académicas, laborales o de tiempo libre.

– Estas consecuencias negativas suelen ser advertidas por personas allegadas que se lo comunican al adicto, quien, a pesar de ello, no detiene la actividad y se pone a la defensiva, negando el problema que padece.

– Progresiva focalización de las relaciones, actividades e intereses en torno a la adicción, con descuido o abandono de los intereses y relaciones previos, ajenos a la conducta adictiva.

– Irritabilidad y malestar ante la imposibilidad de concretar el patrón o secuencia adictiva (abstinencia) e imposibilidad de dejar de hacerlo, pasado un corto período.

 

Existen factores individuales que pueden aumentar la predisposición y la vulnerabilidad para que un sujeto desarrolle una adicción en general y, de esta índole, en particular, como la dificultad para el afrontamiento de los problemas, la baja autoestima, la impulsividad, la no tolerancia a estímulos físicos o psicológicos desagradables como el dolor o la tristeza, un estado de ánimo depresivo o disfórico y la búsqueda de sensaciones fuertes.

 

Dentro de muchas adicciones conductuales, las siguientes parecen ser las más frecuentes o conocidas:

-Trastorno por Juegos de Apuestas (Ludopatía o Juego Patológico)

-Adicción a Internet y a las nuevas tecnologías virtuales.

-Compras compulsivas (Oniomanía)

-Adicción al Sexo

-Adicción al Trabajo

-Trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia, Bulimia, Ortotexia, Vigorexia

-Trastornos relacionados con la obsesión por la estética

-Dependencias afectivas

 

Existen diferentes motivos por los que un sujeto mantiene la conducta: olvidar los problemas, obtener ganancias, compensación de la ausencia de relaciones sociales, la ilusión de control, etc.

En niños y adolescentes pueden llegar a ser muy vulnerables al estar sometidos a circunstancias adversas en lo cotidiano (fracaso escolar, frustraciones afectivas, bullying, o excesiva competitividad); la presión del grupo de pares con quienes se identifica, o una sensación de vacío existencial (aislamiento social o falta de objetivos) son todos factores que pueden desencadenar el cuadro adictivo.

 

LA PREVENCIÓN  

La prevención consiste en todo ese conjunto de actuaciones frente al consumo de drogas o a otras conductas adictivas encaminadas a eliminar o modificar los factores de riesgo y fomentar los factores de protección.

Como factor de riesgo entendemos aquellas características personales, sociales y familiares cuya presencia aumenta la probabilidad o la predisposición de que se produzca un determinado fenómeno, situar a la persona en una posición de vulnerabilidad hacia ese tipo de comportamiento:

  • Comunidad: el escaso apego al vecindario, leyes y normas en el barrio favorables al consumo de drogas, la disponibilidad…
  • Familia: existencia de conflictos familiares, actitudes de los padres favorables a la conducta antisocial y al consumo de drogas, escasa disciplina y supervisión…
  • Escolares: fracaso escolar y el escaso compromiso con la escuela.
  • Individuales y de los iguales: actitudes favorables al comportamiento antisocial y a las conductas adictivas, comienzo temprano de los comportamientos problemáticos, la interacción con iguales antisociales, la escasa percepción del riesgo de consumir, las recompensas por llevar a cabo esas conductas como reconocimiento social, rebeldía y la búsqueda de sensaciones…

Los factores de protección serían las características personales, condiciones del ambiente o contexto que reducen, inhiben o atenúan la probabilidad del uso de sustancias o de la conducta adictiva. La implicación positiva en el ámbito comunitario, escolar y familiar. Habilidades sociales, creencia en el orden moral, esto es, tener claro lo que está bien y lo que está mal, buen apego familiar…

 

La finalidad que persigue la prevención de las adicciones sería:

  • Evitar que se produzca el consumo o conducta adictiva
  • Retrasar su inicio
  • Evitar que se convierta en un problema para la persona o para su entorno social

 

Existen diferentes programas de prevención de drogodependencias y trastornos adictivos en diferentes ámbitos (Tipos de prevención): Educativo, Familiar, Comunitario y dentro del entorno del de ocio y tiempo libre.

Desde cada uno de estos ámbitos se puede intervenir para evitar la aparición o minimizar los efectos de una conducta adictiva.

Vamos a conocer qué acciones se pueden llevar a cabo desde el entorno familiar, aunque se trata de pautas aplicables también para educadores. Este es un espacio de socialización primordial, donde se adquieren las creencias, actitudes, normas sociales y valores a partir de los cuales las personas desarrollan unas u otras conductas, de ahí la importancia de llevar a cabo una prevención temprana.

 

Contar con una formación básica en adicciones sería un buen punto de partida. Conocer el tema nos proporciona “seguridad” , sin ser necesario el convertirse en expertos, solo unas nociones básicas. Es importante para contar con  argumentos que hagan pensar a los niños / adolescentes, para ser capaces de ver las  inconsistencias de sus creencias dado que tienden minimizan los riesgos de conductas como las horas que pasan jugando, en redes, de consumir determinadas sustancias, etc. Podemos aportar información nueva que desconozcan como riesgos, estadísticas, etc.

El diálogo es importante y este dependerá del nivel de madurez de los niños y de las edades. Con preadolescentes y adolescentes se puede abordar en conversaciones de manera directa. También podemos utilizar recursos audiovisuales o cuentos, para los más pequeños como

  1. Cuentos para prevenir, de CEAPA (6 a 12) de la Confederación española de asociaciones de padres y madres de alumnos. Descargable
  2. Cuentos para dormir, de Cuentopía, donde trata las adicciones a los videojuegos

 

Habilidades de comunicación. Debemos aprender a escuchar de manera activa y estar abiertos a mantener un diálogo en cualquier momento.

Habilidades afectivas: saber demostrar y recibir afecto, reforzando la importancia de los lazos afectivos. Cobra especial importancia el tema de las emociones (identificación, gestión y expresión) tanto en emociones propias como ajenas, desarrollo de empatía, control de estados como enfados o ira, ansiedad…

Estilos de educación parental, supervisión y normas familiares. Se hace necesario establecer límites a veces pactados, a veces negociados y en ocasiones impuestos. Hay momentos en el desarrollo de los niños / adolescentes en los que elementos relacionados con su comportamiento reciben una importancia que en realidad no tienen como la exigencia de determinados horarios para ver la televisión, salir, la forma de vestir, el uso de dispositivos, etc, que no son esenciales en su maduración personal. Debemos mantener ese equilibrio, siendo justos, proporcionados y flexibles pero también consistentes. No es fácil pero es necesario.

Educar en valores firmes y adecuados como responsabilidad personal, esfuerzo, disciplina, orden, organización…

Ayudar a desarrollar la autoestima y el autoconcepto para lograr manejar la presión grupal, tener propias opiniones, desarrollar juicios críticos, rechazar el consumo, reconocer el exceso, toma de decisiones…El refuerzo positivo es una gran herramienta, así como las críticas constructivas y positivas.

Fomentar un uso seguro y saludable del ocio. Tenemos que ser capaces de ofrecer alternativas de  juego, nuevas motivaciones, deporte en el tiempo libre, fomentar el ocio familiar compartido, uso creativo del tiempo, enseñarles a aprender a disfrutar de pequeñas cosas cotidianas… Hacerles ver que hay otras formas de ocio no solo vinculadas a dispositivos, televisión, las salidas nocturnas a edades muy tempranas. A mayor variabilidad más probabilidad de que encuentren alternativas. Se hace necesario conocer cómo ocupan ese tiempo, en qué gastan su dinero, qué horarios tienen fuera de casa…Acompañamiento y supervisión.

Trabajar la responsabilidad y las tareas en casa. Asignar tareas domésticas según edades y supervisarlas.  Es fundamental para desarrollar ese sentido de implicación dentro del funcionamiento familiar.

Vinculación con el colegio, supervisando las tareas, su rendimiento, las relaciones con el profesorado, etc.

Educación en hábitos de salud, también digital y en nuevas tecnologíasDebemos educar y acompañar.

DAR EJEMPLOmostrando una actitud coherente respecto a consumo y a la realización de determinadas conductas. No podemos prohibir o demonizar la utilización de las redes sociales si estamos todo el día conectados. Debemos ser nosotros mismos, reconocer nuestros errores y fallos dado que las familias y los padres perfectos NO SON REALES. No está de más hacer un ejercicio de introspección y valorar hasta que punto estamos predicando con conocimiento. ¿Cómo valoramos nuestro uso del móvil?¿Y de la televisión? ¿Cómo nos sentimos cuando llevamos a cabo determinadas conductas? Solo así podremos ser guías efectivas.

Fuentes:

 

Para conocer en profundidad todas las nuevas adicciones, cómo se generan, cómo identificarlas, cómo abordarlas, os recomendamos el podcast de Saludesfera. En él, Antonio Soto, psicólogo experto en adicciones, mediación y promoción de la salud nos realiza un recorrido amplio sobre este tema, y nos habla de su libro “Las nuevas adicciones. ¿Qué son?¿Cómo afrontarlas?”, un manual de divulgación escrito para todos completo, sencillo e intuitivo.

Si os interesa el manual podéis haceros con él en Amazon. 

Nuevas adicciones Antonio Soto

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info