La importancia de cuidar y prevenir la Salud visual

salud visual

Alrededor del 80% de nuestras emociones, sensaciones e información que nos llega del entorno lo hace por la ruta visual, de ahí que sea considerado el sentido más importante y haya que cuidarlo muy bien. Sin embargo la realidad es que no solemos prestarle la atención suficiente.

 

Un elevado porcentaje de la población no se realiza revisiones periódicas, o tan solo lo hace cuando existe algún problema. Es más, debido a esto muchas personas pueden creer que su visión es correcta debido a que se han acostumbrado a su forma de «ver» cuando en realidad no es así.

 

LA SALUD VISUAL NO ES SOLO “VER BIEN”.

Nuestra alimentación y nuestra forma de vida afecta a la salud visual y al revés. Problemas en esta pueden ser indicativos de patologías subyacentes importantes detectadas a través de una rutinaria revisión.

Respecto a la alimentación, hay una incidencia directa en la visión. Que mantengamos una buena dieta, equilibrada, no significa que se vayan a solucionar nuestros problemas de visión si los tenemos, pero sí va a ayudar a mantener una buena salud visual y está asociada a un menor riesgo de padecer patologías oculares a largo plazo como cataratas, glaucoma o degeneración macular asociada a la edad.

El estrés, tan frecuente en nuestras vidas también afecta muchísimo a la visión. Hay determinados problemas de visión que pueden aparecer en momentos en los que nos sentimos muy nerviosos, estresados, ansiosos… Por ejemplo, si alguna vez habéis sentido temblor de ojos, inflamación ocular o pérdida de visión temporal estos pueden ser síntomas del estrés en nuestra vista, y, aunque en la mayoría de las ocasiones desaparecen tras un período de descanso o relajándose, hay que prestarles atención por si pudiera tratarse de alguna patología subyacente más seria. En estos casos debemos modificar nuestros hábitos.

Los problemas visuales pueden ir limitando nuestra vida diaria sin darnos cuenta. Pueden ocasionarnos problemas de equilibrio, de coordinación motora, de comprensión lectora; afectarnos en nuestro desempeño laboral por falta de concentración y atención debido a la fatiga visual, al rendimiento escolar en los niños… Limitarnos en nuestras actividades diarias, generando inseguridades, sentimientos de incomprensión, baja autoestima…sin saber que tenemos algún problema visual y que con una visita al profesional puede solucionarse.

 

SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO. 

En nuestro día a día están presentes el uso de ordenadores, tablets, smartphones…

Un estudio elaborado en 2015 por la consultora TNS, con una muestra de más de 60.000 internautas de 50 países, concluía que los españoles pasamos una media de 3 horas diarias mirando el móvil o el tablet más el tiempo que estamos delante del ordenador (2,3 horas de media, variable según el tipo de trabajo). Estos datos aumentan a cuatro horas y media cuando hablamos de menores de 25 años.

Cada vez pasamos más horas delante de las pantallas, por trabajo y por ocio, convirtiéndose en parte de nuestra rutina diaria.

Como explica Alfonso Copano Sanz, óptico optometrista y presidente de la Asociación Española de Optometristas Unidos (AEOPTOMETRISTAS) “Nuestros ojos están preparados para tener una visión al aire libre y con luz natural. El ojo humano no está preparado para estar tantas horas de continuo esfuerzo visual mirando sistemas electrónicos con una intensidad de luz tan elevada -explica Alfonso Copano Sanz, -. Esto está haciendo que haya aumentado progresivamente el número de personas que necesitan usar gafas, así como las que en un futuro cercano padecerán miopía. Todo esto influye en que suframos fatiga visual, sequedad ocular, visión borrosa o doble y picor”.

Así es, cuando llevamos mucho tiempo trabajando o leyendo concentrados con la mirada fija parpadeamos menos y al final podemos sentirnos incómodos,  pudiendo aparecer

  • Irritación ocular
  • Fatiga visual
  • Visión borrosa
  • Sequedad
  • Picor
  • Cefalea
  • Dolor de cuello y hombros

 

Todos estos serían síntomas del Síndrome Visual informático (SVI).

Afecta al 90% de las personas que utilizamos dispositivos más de 3 horas seguidas al día. La mayoría de estos síntomas son temporales y desaparecen cuando dejamos de mirar fijamente las pantallas, aunque en algunas personas alguna de esta sintomatología puede permanecer, por ejemplo el picor de ojos, o las cefaleas.

Estos síntomas se dan porque ante las pantallas nuestros ojos trabajan con más intensidad que ante un libro por ejemplo, y son las características propias de los dispositivos las que nos hacen forzar la vista, como el contraste, los deslumbramientos, brillos, reflejos…

¿Qué podemos hacer para evitarlo o minimizar estos efectos?

  1. Revisiones periódicas
  2. Pausas de 15 minutos cada 2 horas, y cambiar el enfoque de los ojos cada 20 minutos mirando hacia otro lado.
  3. Parpadear para evitar sequedad.
  4. Utilizar un humidificador y/o gotas si es necesario.
  5. Ajustar la resolución y el contraste del monitor, el brillo, etc. A mayor resolución mayor claridad y mayor confort. También podemos mejorar el confort aumentando la fuente, etc.
  6. Tratar de evitar deslumbramientos y reflejos. Para ello: correr cortinas, bajar persianas, controlar la posición del monitor, modular la luz ambiental…
  7. Mantener la pantalla limpia de polvo y huellas (los dedos de los pequeños de la casa son una constante en estos dispositivos…)

 

Manteniendo estos sencillos tips de ergonomía conseguiremos fatigar menos nuestra visión y cuidar nuestra salud visual, previniendo problemas futuros.

 

MITOS EN SALUD VISUAL EXTENDIDOS

Sí, también existen mitos relacionados con este tema, tan extendidos que se han convertido en auténtica creencias que se han ido perpetuando. Estos son algunos de los más extendidos:

1.- Comer zanahoria te hace tener mejor visión. Es cierto que tiene vitamina A, vitamina encargada de producir los pigmentos de la retina del ojo (retinol) y favorecer la buena visión especialmente ante luz tenue (Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002400.htm) . PERO no es cierto que comerla a diario o en cantidades ingentes te haga poseedor de una vista de lince y evitar la aparición de cualquier problema relacionado con la vista.De hecho los alimentos verdes son más ricos en luteína y zeaxantina, nutrientes esenciales para la salud ocular como el brócoli, los calabacines o los guisantes. También ayuda consumir alimentos ricos en Omega 3 o el té verde.

2.- Leer con poca luz daña la vista. No es aconsejable leer sin luz natural o potente, no por el daño que haga a los ojos sino para evitar la fatiga visual. Esto no quiere decir que estemos causando a nuestros ojos un daño permanente. No obstante, es recomendable realizar las tareas con una buena iluminación y descansar la vista.

3.- El uso del ordenador en exceso es perjudicial. Como todo. El SIV se da con un uso elevado y lo importante es saber prevenir los síntomas y aplicar las buenas prácticas que nos den los profesionales. Un uso prolongado sin tomar medidas preventivas puede ocasionarnos dolor de cabeza y fatiga visual.

4.- Las gafas de sol solo para el verano. No. Los rayos UV no se toman vacaciones en invierno. Es cierto que los filtros son más agresivos en verano, pero están ahí y hay que actuar todo el año.

5.- Ir al oftalmólogo u optometrista solo si hay problemas. No. La prevención en y el cuidado son fundamentales para una detección precoz. Una vez al año no hace daño.

 

De este tema y del próximo Congreso de Salud visual hablamos en el podcast de Saludesfera que podéis escuchar aquí.

Más información:

 

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info