Envejecer con salud para vivir más y mejor

 

 

En 2050, el 22% de la población mundial tendrá más de 60 años. El envejecimiento de la población es una muestra de que hoy vivimos más. El objetivo ahora es que vivamos también mejor.

 

 

 

Cremas antiarrugas, operaciones quirúrgicas y hasta ropa que esconde el paso de los años. Todo vale para negar lo evidente: el tiempo pasa para todos. Sin embargo, y aunque la sociedad nos arrastre a la veneración incondicional de la juventud, el envejecimiento puede ser también una fuente de oportunidades. El secreto para aprovecharlas no reside en vivir más, sino en vivir más y mejor.

No sólo cuentan los condicionantes biológicos

A lo largo de los últimos años, la investigación de la longevidad se ha centrado en encontrar cuáles son los mecanismos que subyacen en el envejecimiento. O lo que es lo mismo: en la búsqueda de una cura del envejecimiento, siendo contemplado éste como una enfermedad que se puede tratar con unas intervenciones médicas adecuadas. Ahora bien, la investigación en la prolongación de la esperanza de vida requiere de una financiación, que no siempre se encuentra o no siempre puede mantenerse en el tiempo. Es por esto que desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) insisten en que se debe combinar esta realidad “tan prometedora” de encontrar una cura a la vejez con las opciones que tenemos en la actualidad. “Envejecer con salud no solo es deseable y posible, sino que, además, la receta para hacerlo es relativamente sencilla. Nuestro envejecimiento va a depender, en gran medida, de las decisiones que hayamos tomado a lo largo de nuestra vida, decisiones que condicionan nuestro nivel de salud”, explicaba Pablo Gregorio Baz, coordinador del Grupo de Trabajo de Neurología SEMERGEN, durante el 40º Congreso Nacional de SEMERGEN celebrado el pasado mes de octubre.

Entre esas decisiones cuestiones tan sencillas como la incorporación de hábitos de vida saludable, realizar ejercicio físico, ejercitar la mente o la supresión de tóxicos como el alcohol o el tabaco, sin dejar de lado el cultivo de unas relaciones sanas. También la participación en la vida social y familiar algo que, según los resultados de las encuestas del INE y del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), se ha convertido en uno de los principales problemas de este sector de la población, y que, según los expertos, está directamente relacionado con una sociedad que no valora a sus mayores, que les convierte en “agentes pasivos”.

Nuestro envejecimiento va a depender, en gran medida, de las decisiones que hayamos tomado a lo largo de nuestra vida, decisiones que condicionan nuestro nivel de salud.

 

La necesidad de una atención integral

Para Enrique Arrieta, médico de familia y miembro de SEMERGEN, hay un condicionante de salud más: la figura del médico de familia, “imprescindible para conocer las necesidades sociosanitarias y mejorar la calidad de vida de las personas mayores, así como en la incentivación y seguimiento de los hábitos saludables de estos pacientes”.

Como aclara Arrieta, los médicos de familia deben trabajar para poder asegurar una asistencia encaminada a lograr un envejecimiento saludable. Y esto pasa por “conseguir una atención integral”, desde la prevención hasta la rehabilitación. Además, la prevención y la atención adecuada centrada en la mejora de la calidad de vida en el primer nivel de asistencia (médico de familia) supone a medio-largo plazo un ahorro económico para el sistema sanitario.

 

¿Ficción o realidad?

En el año 2050, el 22% de la población mundial tendrá más de 60 años, una edad en la que nuestra salud va a marcar la diferencia entre vivir el resto de años con una mayor o menor calidad de vida. Lo decía Julio Basulto, diestista-nutricionista y autor de diversos libros sobre alimentación saludable, en una entrevista: “A partir de los 65 años la mayor parte de los europeos vivimos en un cuerpo achacoso. Eso no sucedería si siguiésemos un buen estilo de vida, lo que incluye una buena alimentación”. Si pensamos que en un país como España la esperanza media de vida se sitúa en torno a los 85 años, quiere decir que pasamos dos décadas viviendo “dentro de un cuerpo que no funciona bien”.

Además, las estimaciones actuales apuntan a un aumento de la esperanza de vida. Al menos esta es la teoría porque, si bien la generación actual podría sobrepasar los 90 años y las estimaciones para finales del siglo XXI señalan una edad cercana a los 120 años, la incógnita está en cómo afecta el estrés, la contaminación, el sedentarismo y los hábitos inadecuados en esa esperanza de vida.

Daniela Mari, profesora de Geriatría en la Universidad de Milán y reputada científica a nivel mundial, aborda en El camino de cien años (Biblioteca Nueva, 2018), cómo nuestra forma de vida y nuestros actos van a influir en el proceso de envejecimiento, explicando con la ciencia en la mano por qué éste es un proceso complejo y dinámico que varía en función de cada persona y de la época que uno vive. A lo largo de las páginas de este ensayo alienta a sus lectores a no tener miedo a la vejez, a disfrutarla activamente. “Así como un libro está delimitado por sus por sus cubiertas, nuestra vida lo está por el nacimiento y la muerte. Imaginad el libro de vuestra vida: no le tengáis miedo a lo que está fuera de las cubiertas y no os preocupéis de cuan largo es. Lo único que importa es que cuente una historia preciosa”, dice.

No se olvida Daniela Mari de denunciar el poco o nulo valor que le otorgamos a los cuidados cuando dice que ofrecer ayuda concreta a la vejez, sobre todo a la vejez doliente, choca directamente con “la visión dominante de la civilización del consumo actual, que se fija de forma descomunal solo en aquello del ser humano que es material y aparente”. Otro reto a sumar para poder convertir en una realidad el hecho de vivir más y mejor.

El envejecimiento es un proceso complejo y dinámico que varía en función de cada persona y de la época que uno vive.

 

 

 

Autor entrada: Diana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info