Rubén Tovar: “El fallo no está en lo que hacen con las manos sobre el paciente, el problema es lo que dicen que hacen cuando las ponen”

 

Rubén Tovar, profesor de fisioterapia neuromusculoesquelética en la Universidad Internacional de la Rioja y miembro de la Asociación Fisioterapia Sin Red y ARP-SAPC, analiza qué dice la ciencia de la acupuntura y la osteopatía, dos disciplinas que han despertado una “guerra interna” entre los fisioterapeutas a lo largo de los últimos años.

 

La osteopatía es una práctica muy popular en España que, pese a ser considerada como una terapia alternativa, está integrada en la fisioterapia.

La osteopatía en España es que es una circunstancia muy especial, que no ocurre en ninguna otra parte del mundo. Aquí está implicada dentro de la fisioterapia por cuestiones históricas. Cuando comenzó la carrera de fisioterapia no existía un fuerte sustrato de conocimientos en la terapia manual y la osteopatía se coló por ahí. La osteopatía cogió un poco el paraguas legal que le venía bien y acabó parasitando la fisioterapia.

Es una circunstancia única, y por eso hay tantos fisioterapeutas que tienen conocimientos en osteopatía. No hay una estimación muy clara pero probablemente estemos hablando de en torno a una cuarta parte de los fisioterapeutas. Es por esto por lo que para muchos hablar mal de la osteopatía en España, es hablar mal de la fisioterapia.

Ahora, de hecho, estamos viviendo un momento delicado con respecto a la osteopatía porque comienza a ponerse en tela de juicio y hay mucha gente reaccionaria que la está defendiendo. Hay una especie de guerra interna entre fisioterapia y osteopatía.

Rubén Tovar, profesor de fisioterapia neuromusculoesquelética.

Pero ¿tiene algo de evidencia científica?

El problema es que hay cosas de la osteopatía que sí la tienen pero hay otras que no; y, además, no es en sí las técnicas que se puedan hacer, muchas de ellas son técnicas manuales que se comparten en fisioterapia, como es el caso de la manipulación que es algo bastante emblemático, el problema es el razonamiento que hay detrás de eso y la justificación que desde la osteopatía se les dan a las cosas. Y es aquí donde se complica la cosa, cuando una terapia mezcla partes avaladas con otras sin evidencia. El motivo principal reside en la resistencia al cambio en el seno del corpus de conocimiento osteopático. Los postulados de Still, el fundador de la osteopatía, se perciben como una traición y se mantienen como un dogma, alejándola del pensamiento científico.

Dentro de la osteopatía hay tres grandes ramas: la parte estructural, la visceral y la craneal. Las dos últimas son las que están más en tela de juicio, porque parten de propuestos totalmente pseudocientíficos y son más fáciles de criticar en su conjunto. De la parte estructural, que es aquella que se centra en problemas del sistema musculoesquelético, hay muchas cosas que se podrían salvar pero de nuevo volvemos a la manera de justificarlas. Los principios filosóficos son los que en última instancia dirigen el razonamiento clínico y van a determinar qué técnicas aplican al paciente en cada caso. Lo que falla no es que pongas las manos en el paciente, el problema es lo que tu dices que haces cuando las pones.

El problema es que hay cosas de la osteopatía que sí tienen evidencia pero hay otras que no.

¿Dirías que es una práctica desaconsejable o, incluso, peligrosa para la salud?

No creo que se puede tildar de peligrosa pero tampoco que se deba aconsejar o que haya indicaciones especiales que no ofrezca ya la fisioterapia.

La quiropráctica, por ejemplo, es una disciplina que ha cogido mucha fuerza en países como Estados Unidos y que ha normalizado tanto el tratamiento de los bebés que los manipulan incluso en el mismo paritorio. Esto sí que puede ser peligroso porque se están haciendo auténticas barbaridades peligrosas sobre infantes que carecen de algún sentido, pero en la osteopatía no aprecio peligrosidad de manera directa. De hecho los índices de satisfacción de los pacientes que reciben osteopatía son bastantes altos, lo cual tampoco es que suponga una carta blanca para obrar sin justificarse.

En España se ha popularizado el empleo de la osteopatía para tratar a los lactantes… ¿Qué opinas al respecto?

Lo que ocurre en España con respecto a llevar al bebé al osteópata, a que le ponga las manos en la barriga o en la cabeza, es que se ha normalizado que el bebé puede ser tratado de los famosos cólicos del lactante y también con las plagiocefalias, esto último es cuando el cráneo del bebé no es totalmente redondo, algo que pese a la importancia que se le suele dar, no suele pasar de un asunto meramente estético.

Sobre las plagiocefalias, además, se ha visto que la mayoría se corrigen solas, por historia natural y que sin necesidad de ninguna intervención se supera antes de los dos años de edad. Aún así, se están sobre tratando, tanto con la osteopatía, como con el uso de cascos. Probablemente ninguna de los dos superase una evaluación de coste-beneficio comparado con recomendaciones básicas como cambiar al bebé de posición de manera periódica.

En cuando al cólico del lactante de partida estamos hablando de una entidad clínica que es controvertida dentro del propio colectivo médico. No nos ponemos de acuerdo en si esto existe o no existe, ni tampoco si lo que hacemos sirve para algo más que para tranquilizar al niño. El criterio para diagnosticar el cólico del lactante es que el niño llora mucho, que llora más de tres horas, durante más de tres días a la semana, durante más de tres semanas. Es decir, se hace a través de unos criterios diagnósticos bastante laxos. Esto es una golosina porque realmente tú estás tratando algo que no se sabe muy bien si existe, el niño deja de llorar, los padres están más tranquilos, el terapeuta está ayudando a que el niño se relaje, y en fin, no está muy claro qué estamos haciendo con los bebés por lo que ante la duda creo que habría que hacer recomendaciones ofreciendo tranquilidad a los padres, y no vender tanta osteopatía para el cólico del lactante.

El diagnóstico del cólico del lactante se hace a través de unos criterios bastante laxos.

 

 

Estamos hablando de la osteopatía pero he visto que también se ha extendido el uso de la acupuntura entre algunos fisioterapeutas, incluso hay cursos en colegios de fisioterapeutas que ofrecen esta formación. ¿Hablamos también de una pseudociencia?

La acupuntura ha alcanzado un reconocimiento social y hay fisioterapeutas que le dan una validez absoluta a algo que se sustenta sobre unos principios filosóficos totalmente pseudocientíficos centrados en unas energías que nunca nadie ha visto, ni ha medido, ni ha demostrado que existen. Es algo muy curioso porque tiene el aval de la Organización Mundial de la Salud, constituyen un grupo de trabajo en la Confederación Mundial de Fisioterapeutas… Ha conseguido un crédito y una validez porque es cierto que existe mucha literatura sobre esta práctica.

Si tú te metes en bases de datos científicas encuentras más de 30.000 entradas sobre la acupuntura y una parte importante de ella apoya el uso de la acupuntura pero, cuando haces una lectura crítica de esos estudios descubres que son estudios hechos con muchos sesgos, de muy mala calidad, la mayoría hechos en China, y cuando se ha estudiado el efecto de la acupuntura con el placebo pues la gran mayoría dicen que no es mejor que el placebo.

Pinchar puntos al azar es igual de efectivo que seguir las directrices que manda la acupuntura, lo que desacredita por completo existencia de los meridianos energéticos que constituyen la esencia de la acupuntura. Sabemos que en el efecto placebo, la intensidad de los beneficios dependen en gran medida del ritual terapéutico y es cierto que en el caso de la acupuntura, ese ritual es muy potente porque además cuanto más invasivo es el procedimiento, mayor es el efecto placebo.

En las bases de datos científicas encuentras más de 30.000 entradas sobre la acupuntura y una parte importante de ella la apoya.

Si se ofrecen estas prácticas por parte de personal cualificado y sanitario, luego ¿cómo decirle a la población que no tiene evidencia? No sé si esto también hace que nos volvamos un poco locos.

Lo más dramático es que no haya un espíritu más crítico antes este tipo de prácticas. Si a mí se me rompe el coche, yo lo llevo al taller y que me lo arregle un mecánico porque yo no tengo por qué saber de todo. Yo no sé de coches y el paciente que viene no tiene por qué saber sobre salud. Y es difícil que la gente pueda tener un criterio al respecto por lo que se fían del personal sanitario. A los profesionales sanitarios se nos presupone esa responsabilidad.

Hay una frase de un médico estadounidense, Mark Crislip, que dice que si esparces heces en un pastel de manzana no vas a conseguir mejorar el sabor de las heces pero seguro que consigues empeorar el sabor de la tarta de manzana. Al final cuando mezclas estas pseudociencias dentro de la profesión lo que haces es que corres el peligro de desacreditar a toda una profesión, especialmente cuando lo practica un gran número. El problema es que además en fisioterapia ese número es bastante alto.

Hay personas que luchamos por intentar despertar ese pensamiento crítico desde la divulgación. Las pseudociencias van a estar ahí hagamos lo que hagamos, igual que existen religiones, existe el pensamiento mágico, pero lo que hay que hacer es asumirlo e intentar minimizarlo.

 

Autor entrada: Diana

3 thoughts on “Rubén Tovar: “El fallo no está en lo que hacen con las manos sobre el paciente, el problema es lo que dicen que hacen cuando las ponen”

    jorge

    (12 junio, 2018 -6:00 pm)

    buenos dias, discrepo totalmente de la opinión de Rubén Tovar. No discuto para nada su valía como profesional terapéutico y docente, pero hay una frase que dice que “el nivel más alto de ignorancia es cuando rechazas algo de lo cual no sabes nada”, de Wayne Dyer. Existen cada vez más evidencias de que la acupuntura funciona, por medio de estudios y con cámaras termograficas que evidencian la mejoría sustancial tras una sesión. Si que es cierto que, al ser una terapia que no está reglada en España, la cursan personas de todo tipo, relacionados o no con el ámbito sanitario, esto, sumado al creciente abanico de “academias de formación” existentes, genera que haya personas que puedan estar formadas en un par de semanas o incluso días, y sin formación sanitaria,que estén ejerciendo como “acupuntores”, y por otro lado personas como yo, fisioterapeuta, con más de 30 formaciones con los mejores maestros (chinos, japoneses, estadounidenses, alemanes, españoles,…) que demostramos día a día la valía de la acupuntura como terapia. 10 años sin dejar de formarme en este gran mundo el cuál hay personas que quieren hundir, pero los resultados me avalan. Invito a Rubén y a la persona que ha realizado el artículo, Diana, a realizar una o varias sesiones de acupuntura para que comprueben por si mismos los beneficios que produce. El problema no es la terapia, es acudir al profesional adecuado, la fisioterapia se queda coja en muchos aspectos, es más, os comento lo que me ha ocurrido hace unos años, trabajando en una clinica con seguros privados, en principio tenia libertad absoluta para realizar los tratamientos que yo considerara adecuados, tras unas semanas dirección me recomendó que dejara de utilizar la acupuntura porque estaba reduciendo drásticamente el numero de sesiones que realizaba cada paciente por lo que ellos perdían dinero.
    un saludo y siento haberme extendido tanto.

      Ruben Tovar

      (17 junio, 2018 -8:30 pm)

      Bueno, creo que las valoraciones personales sobran. No creo que nadie esté en disposición de valorar lo que otra persona sabe sin conocerla de nada. Yo me limitaré a valorar los datos y argumentos presentados, sin juicios personales. Las cámaras termográficas no pueden decir absolutamente nada acerca de la acupuntura ni de ninguna otra cosa porque no es ni una herramienta diagnóstica valida ni validada. Una respuesta simpática que genere cambios de temperatura por clavar agujas no revela ninguna condición de mejoría ni relevancia clínica. Más allá de esto no puedo entrar a valorar nada, puesto que los sesgos del “a mi me funciona” y apelar a la autoridad y a la experiencia son falacias que no requieren contra argumentación.

    Montserrat Atrio Dominguez

    (12 junio, 2018 -9:18 pm)

    Hola ! Reaccionó a este artículo de una manera un poco escéptica por el contenido … las conclusiones y la redacción del mismo que desde mi humilde punto de vista no ha sido nada riguroso ni por parte de la redactora ni por parte de la persona entrevistada . Decir que en Osteopatia unas técnicas tiene rigor científico y otras no es muy ambiguo …. lo mismo al hacer referencia a la acupuntura y después para concluir que no es aconsejable acudir a un osteopata o acupuntor no por las técnica q realizan sino por lo que dicen que hacen . Quizá nos olvidamos de un detalle que muchas de las personas que cursamos estudios en Osteopatia o en acupuntura somos fisioterapeutas o médicos o enfermeras o matronas que para poder cursar estos estudios hemos tenido que pasar una nota de corte de un nivel medio -alto , vale decir esto para que se tenga en cuenta que somos los mismos que la fisioterapia quizá nos defraudó en nuestro ámbito de trabajo y buscamos caminos que consideraran a la persona a tratar como un todo una globalidad que quizá la fisioterapia no ha tenido en cuenta a la hora de enseñar sus técnicas …. creo q tenemos el mismo nivel o coeficiente de inteligencia que cuando entramos en esa disciplina o quizá más porque la experiencia del día a día en nuestros trabajos nos han hecho cuestionar los dogmas o las verdades absolutas que nos enseñaron en la carrera . Desde mi punto de vista quizá la fisioterapia debería replantearse que está fallando para que tantos profesionales busquen respuestas en otras disciplinas …. es más fácil ver la paja en el ojo ajeno ….. no existen verdades absolutas y estamos en la era del concocimiento al alcance de todo el mundo … la mejor valoración de una técnica es el umbral de bienestar de nuestros pacientes y eso no es pseudociencia y si la OMS recoge a la acupuntura como una disciplina capaz de llegar a ese nivel es mejor replantearse las preguntas y empezar por el principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info