Ciberacoso escolar, un nuevo reto para los profesionales de pediatría

 

La pediatra María Salmerón publicaba en 2015 la Guía clínica de ciberacoso para profesionales de la salud con el objetivo de ayudar al personal sanitario a abordar esta reciente problemática. No basta, eso sí, con la formación de los sanitarios, sino que se trata, como cuenta María, de “un problema social que necesita una respuesta social”.

Por Diana Oliver

Entre el 10 y el 15 por ciento de los niños y jóvenes españoles han sido víctimas de ciberacoso, una versión de acoso escolar que utiliza las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para ejercer la violencia entre iguales. Pese a que según señala el estudio Ciberacoso. Aproximación a un estudio comparado: España – Latinoamérica, la cifra de afectados se ha mantenido estable a lo largo de los últimos 10 años, los esfuerzos por concienciar a la sociedad y ofrecer apoyo a víctimas y acosadores no se detienen por el elevado riesgo de depresión y suicidio que supone. Tampoco en el ámbito sanitario.

En el año 2015, María Salmerón, pediatra, coordinadora del grupo TIC de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (SEMA), y autora del blog Mi mamá ya no es pediatra, publicaba la Guía clínica de ciberacoso para profesionales de la salud para poder dar respuesta a la necesidad de crear una guía específica para poder hacer frente al ciberacoso desde el ámbito de la Sanidad. “En 2011 empezamos a ver los primeros casos en consulta de pacientes que habían sufrido ciberacoso, y fue entonces cuando nos dimos cuenta de que el diagnóstico era muy tardío, con complicaciones, sobre todo a nivel de depresión y ansiedad, y que los menores habían pasado por múltiples especialistas por la sintomatología que presentaban (principalmente cefalea y dolor abdominal)”, explica María.

La Guía clínica de ciberacoso para profesionales de la salud nace para poder dar respuesta a la necesidad de crear una guía específica para poder hacer frente al ciberacoso desde el ámbito de la Sanidad.

Todo esto hizo que los pediatras fueran incluyendo en las historias clínicas preguntas relacionadas con el uso de la tecnología para, de esa forma, llegar a los casos de ciberacoso precozmente. Sin embargo, cuenta María, observaron que los profesionales sanitarios tenían bastantes dificultades para conocer la terminología y las repercusiones legales del ciberacoso, lo que hacía que el abordaje fuera muy difícil. Fue la suma de todos estos factores lo que llevó a la pediatra a pedir que a través de Red.es e INCIBE pusieran en marcha una guía clínica sobre ciberacoso para los profesionales de la salud desde un punto de vista multidisciplinar y “que abordase todas las necesidades que tienen los profesionales de la salud para poder tratar correctamente a estos pacientes; desde la tecnología, la prevención y el abordaje de los casos de ciberacoso”.

 

 

El papel del pediatra en el ciberacoso

La importancia de formación por parte del personal sanitario para poder hacer frente al ciberacoso la pone de manifiesto María Salmerón cuando nos explica que tanto la Sociedad Americana de Psiquiatría como la Asociación Americana de Pedriatría inciden desde el año 2015 en que muchas veces los niños al primer adulto al que le cuentan que están sufriendo acoso escolar es al pediatra, ya que acuden a éste por la sintomatología que presentan y si se les pregunta acerca de ello, lo cuentan. “Ocurre que muchas veces los niños no se lo cuentan en primer lugar a los padres o a los profesores por sí mismos. El diagnóstico precoz está a cargo de los profesionales de la salud, por eso es especialmente importante que el pediatra conozca en qué consiste el ciberacoso y pueda tratarlo de una manera adecuada”, cuenta la autora de la guía para profesionales.

Ahora la pregunta es si dado que estamos ante una problemática muy reciente, los pediatras están preparados para ello. “Yo diría que aún hay desconocimiento, pero se está haciendo un gran esfuerzo para mejorar la formación de los pediatras en este ámbito, por lo que el balance debe ser positivo”, responde María Salmerón.

Y es que, según la pediatra, es raro el congreso o las jornadas en las que no salga algún tema relacionado con el acoso escolar o el ciberacoso: “Cada vez hay más cursos que incluyen las patologías relacionadas con el mundo de internet, las ciberpatologías, y también se están incorporando a los libros de texto. Creo que los pediatras estamos mejor formados que hace cinco o seis años”. Dado que el ciberacoso tiene consecuencias negativas para la salud física y psicológica del niño o adolescente, algo que, además, repercute en la mayoría de casos en problemas de rendimiento escolar, el pediatra debe estar alerta y conocer los síntomas psicosomáticos que puedan apuntar hacia una situación de ciberacoso.

El ciberacoso tiene consecuencias negativas para la salud física y psicológica del niño o adolescente.

Explica María Salmerón que se trata de un abordaje muy similar al que se realiza ante cualquier tipo de maltrato con o sin agresión física: “En el caso del acoso escolar hay dos grandes grupos: el acoso escolar físico y el acoso escolar psicológico. En el caso del primero, además de elaborar un informe médico, en el que es muy importante que el diagnóstico sea de sospecha (porque no podemos establecer un diagnóstico certero de acoso escolar sin tener también en cuenta al centro escolar), hay que realizar un parte de lesiones para ponerlo en conocimiento de la Fiscalía de Menores y hay que realizar un parte a trabajo social para que realicen un seguimiento del caso. En cuanto al acoso psicológico no se realiza un parte de lesiones, y se espera a que se haga la investigación escolar. Hay que realizar un comunicado al centro escolar y un parte a Trabajo social”. La pediatra insiste también que en el caso del acoso escolar siempre hay que observar si existen ideas suicidas, en cuyo caso se debe derivar al paciente a salud mental y seguir los protocolos adecuados.

Un problema de salud pública

El ciberacoso debe ser considerado un problema de salud pública pero no basta con sensibilizar y formar a los profesionales sanitarios, sino que hay que abordar el problema desde todos los ámbitos de la sociedad, incluida la educación y las relaciones familiares. En este sentido, María Salmerón expone claramente que la respuesta tiene que ser social porque “el problema es también social” y plantea que la gran pregunta sería cómo es posible que un niño o un grupo de niños ejerzan violencia sobre otro niño, entendiendo la violencia como una forma “adecuada” de relación.

La respuesta al ciberacoso tiene que ser social porque el problema es también social.

Por ello cree que “lo importante es educar al niño en el buen trato, hacerle entender que ejercer la violencia sobre otro niño, ya sea a través de maltrato físico o psicológico, provoca un daño en el otro que puede llegar a crear un gran sufrimiento”. También educar a los niños para que sean conscientes de que pueden ser víctimas de acoso escolar y darles herramientas para protegerse del agresor: “es muy importante educar en la empatía para evitar tanto ser acosador como acosado”.

Más allá por tanto de una correcta educación en las TIC, estaría el papel de la familia y de la escuela como pilares fundamentales para evitar el acoso. Y aquí, el ejemplo es de vital importancia. “La violencia está muy instaurada en nuestra sociedad, ahí están los insultos cuando vamos conduciendo o los que se profieren en un partido de fútbol, y en realidad el niño debería estar protegido de todo tipo de violencia”, concluye María Salmerón.


 

 

Autor entrada: Diana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info