La salud cardiovascular también se cuida en el dentista

Hoy, 14 de marzo, se celebra el Día Europeo de la Prevención de la Salud Cardiovascular. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. En 2012, por ejemplo, casi 18 millones de personas (el 31% de todas las muertes registradas en el mundo) murieron a causa de ellas. En España, concretamente, según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), estas enfermedades fueron responsables directas de casi 125.000 defunciones en 2015. Un 30% del total.

En la página de la Fundación Española del Corazón se recoge un listado con 19 factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular. Muchos de ellos conocidos por la población general. La mayoría, prevenibles. “La tensión arterial, el colesterol, el azúcar, el tabaco, la obesidad y el sedentarismo, son los factores de riesgo más importantes. Para prevenirlos es importante hacer ejercicio físico, llevar una dieta cardiosaludable y revisar los niveles de colesterol, azúcar y tensión arterial periódicamente”, explica la cardióloga Leticia Fernández, coautora junto al también cardiólogo Jorge Solís del libro La salud de tu corazón (La esfera de los libros).

Entre esos factores de riesgo, sin embargo, hay otros que son menos conocidos entre la población. También incluso entre algunos profesionales médicos. Uno de ellos es la salud bucodental, especialmente en lo referente al cuidado de las encías. No en vano se estima que las personas que sufren algún tipo de enfermedad en las encías tienen un riesgo entre un 25% y un 50% superior de sufrir una dolencia cardiovascular.

¿Se invierte suficiente en prevención en España? “Hay mucho margen de mejora pero vamos por el buen camino. En ese sentido son muy importantes las campañas de divulgación que nos ayudan muchísimo a llevar los mensajes a todo el mundo. Además, ayudan a transmitir a los gobiernos que es muy importante aplicar medidas más agresivas para prevenir la enfermedad cardiovascular e invertir dinero en mejorar la salud”, reflexiona Leticia Fernández.

La salud bucodental como factor de riesgo cardiovascular

La última campaña de divulgación para prevenir las enfermedades y accidentes cardiovasculares la han puesto en marcha, de forma conjunta, la Sociedad Española del Corazón (SEC) y la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), que presentaron a principios de mes un proyecto innovador a nivel europeo para ofrecer a los dentistas españoles formación online sobre cómo promover y vigilar la salud cardiovascular de los pacientes desde las consultas de odontología. En un plazo de dos años esperan llegar con la campaña a al menos un 20% de los 36.000 dentistas colegiados en el Consejo General de Dentistas de España. Y la idea es que, posteriormente, el curso se extienda también, con modificaciones, a los cardiólogos, para que éstos tengan conocimientos sobre la enfermedad periodontal y su impacto en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

«Se estima que las personas que sufren algún tipo de enfermedad en las encías tienen un riesgo entre un 25% y un 50% superior de sufrir una dolencia cardiovascular»

¿Se ha prestado en España tradicionalmente suficiente atención desde la consulta del dentista a la relación con las enfermedades cardiovasculares? Para el doctor Adrián Guerrero, presidente de SEPA, la respuesta por un lado es que sí: “tratamos habitualmente en nuestras clínicas a pacientes con patologías cardiovasculares y que toman medicación, anticoagulantes, y a los que por tanto debemos prestar atención personalizada para que sus patologías no interaccionen con nuestros tratamientos”. Sin embargo, reconoce el portavoz de SEPA que no se ha prestado tanta atención a la asociación entre una enfermedad cardiovascular y su posible relación, por ejemplo, con una periodontitis, “en el sentido de que esta infección de las encías puede suponer un factor de riesgo para agravar una enfermedad cardiovascular”.

Al respecto, el doctor Manuel Anguita, presidente de SEC, añade que en los últimos años se ha acumulado la evidencia científica que demuestra que la relación entre enfermedades cardiovasculares (sobre todo aterosclerótica, como la enfermedad coronaria) y la enfermedad periodontal “no es simplemente una asociación estadística”, sino que independientemente de que existan o no otros factores de riesgo, “el simple hecho de que una persona tenga una enfermedad periodontal añade un riesgo para que un paciente tenga más posibilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular”. El reto, para el portavoz de SEC, pasaría ahora, a través del trabajo conjunto y la colaboración entre cardiólogos y odontólogos, por demostrar “que atajando y previniendo la enfermedad periodontal se consigue reducir la incidencia de enfermedad coronaria”.

Prevenir la salud cardiovascular desde la consulta del dentista

Según el Estudio sobre la Salud Bucodental en España hasta 2020, realizado por el Consejo General de Dentistas, 4 de cada 10 españoles acuden a la consulta dental para prevenir enfermedades bucodentales, conseguir un diagnóstico profesional de algún trastorno de la cavidad oral, recibir el tratamiento oportuno o seguir un protocolizado mantenimiento y seguimiento de su salud oral. Por ello precisamente, para Manuel Anguita los dentistas pueden jugar “papel similar” al que tienen los médicos de familia en la prevención de enfermedades cardiovasculares. “Desde la consulta de los odontólogos pueden surgir recomendaciones a pacientes aún sanos, sin enfermedades cardiovasculares, para que visiten a sus médicos de cabecera y sus cardiólogos para hacer una evaluación de ese riesgo”, argumenta.

«El reto pasa ahora, a través del trabajo conjunto y la colaboración entre cardiólogos y odontólogos, por demostrar que atajando y previniendo la enfermedad periodontal se consigue reducir la incidencia de enfermedad coronaria”

“En el fondo los dentistas somos proveedores de salud y a veces no nos damos cuenta”, afirma por su parte Adrián Guerrero, que explica que al tratar las encías de un paciente un odontólogo está “beneficiando la salud general” a nivel cardiovascular, pero también a nivel de diabetes o, en el caso de mujeres embarazadas, reduciendo el riesgo de parto prematuro o de bajo peso al nacer del bebé.

¿Cómo, además de tratando las encías, se puede prevenir desde la consulta del dentista la salud cardiovascular de los pacientes? “Como comentaba, el tratamiento de la periodontitis ya es en sí mismo un acto de promoción de la salud cardiovascular, puesto que estamos reduciendo el riesgo cardiovascular. Pero recomendando a los pacientes que dejen de fumar e incitando la adopción de otros hábitos de vida saludables ya estamos promocionando también tanto la salud cardiovascular como de la salud periodontal, ya que compartimos factores de riesgo entre enfermedades”, concluye.

Autor entrada: Adrian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web saludesfera.com + info